A menudo nuestros clientes nos preguntan cual es clave para tener un establecimiento más sostenible, a parte de eliminar las pajitas de plástico.

Bien, la única solución es clara. Se trata de reducir. El problema con que hemos creado con la contaminación de plásticos no es culpa del plástico en sí, sino de los numerosos atributos y usos que le hemos concedido, creando elementos que se usan apenas unos minutos y tardan en desaparecer miles de años.

A pesar de lo que mucha gente pueda creer, los plásticos biodegradables no son la solución como ya comentamos en este artículo.

La clave, sin duda alguna, es reducir. Por ejemplo, muchos de nuestros clientes de bares, y coctelerías, han pasado de poner 2 pajitas en cada bebida, a tenerlas en la parte trasera de las barras, y dárselas al cliente solo cuando este las pide.

¿Sabéis en cuanto se reduce el consumo? Baja de media a un 30 o 35%.

Imaginaros, no solo el ahorro económico, sino el ahorro medioambiental. un 70% menos de residuos, desechos, gastos, consumo, transporte, fabricación…. menos.

¿Y tú? ¿Que puedes reducir para ser más sostenible?